domingo, 23 de agosto de 2009

This is the night...

No sabría decir qué se celebra, pero estoy contento y eso basta. No hay gran cosa alrededor, ni sitios donde ir; ni fuegos artificiales: estos últimos brillan más por dentro que por fuera. Lo importante es que hay que celebrar algo, por ejemplo que el sol se iba a poner de nuevo, brindando ese fantástico espectáculo que, por frecuente, tantas veces pasa desapercibido. Pero ahí está siempre, esperando a todos aquellos que quieran disfrutar de su habilidad. Si no se podría celebrar el batir de las olas, su cantar tranquilizador y acogedor, ese ritmo cuyo sosiego brinda esas fragancias de sal, brea y viento del mar. También se podría celebrar el aire que los árboles brindan sin cesar permitiendo la vida, en cada una de sus hojas, trillones de moléculas de oxígeno se desprendían para permitir que todos los demás -incluídos nosotros- podamos ser como somos. O si no, podemos celebrar que hemos vuelto a casa, y que una noche más la vamos a pasar juntos, algo que al igual que las puestas de sol puede resultar monótono. Baste recordar todas las noches que te eché de menos, y todas las que soñé, anhelante, deseoso, e incluso iluso, que algún día compartiríamos algo más que el aprecio de una buena amistad. Con sólo traer a la memoria esos tiempos ya encuentro mil cosas que celebrar, así que, no nos quedemos cortos. Hagamos una fiesta del día a día, dejemos que un golfo y una dama hagan de un simple plato de espaguettis el mejor momento del día.

4 comentarios:

Violetcarsons dijo...

Que graciosos me parecen *_*

Vc.

kel dijo...

Me encanta la caída de ojos de ella y como mueven el rabo cuando llegan los espaguetis :D
Pues a celebrar...Feliz no cumpleaños!!

Carlos dijo...

La Dama (la felicidad) y el Vagabundo (el día)

Sí, buena unión la de un día felíz, por qué no? :)

Felicidades!

Neus dijo...

Mola mucho! Yo quiero que mi vida sea una peli Disney!


:D