martes, 10 de noviembre de 2009

Colores




De la noche a la mañana los colores ya no existían. Todas las banderas se habían enterrado, y sólo quedaban los mapas físiscos del mundo: las fronteras se habían caído. Todos éramos hermanos, no había razas sino compañeros. En cuestión de días se consiguió erradicar la sed, en semanas se solucionó el hambre, y en unos pocos años se consiguió que en todo el planeta hubiera acceso a un nivel educativo suficiente para saber que, compartiendo y siendo generoso, todos ganamos. No había ni rasto de la roja ira, la esperanza verde ya no era necesaria, la tristeza azul y la alegría púrpura se habían esfumado; no había mala suerte donde guardar amarillo. Y lo más importante, el marrón de la guerra y el naranja de las explosiones también estaban "missing in action".

Con el alivio de un mundo mejor, respiré hondo; y sentí los párpados pegados. "Qué decepción, otro sueño que no se cumplira", pensé, y con pereza los abrí, descubriendo un mundo de película antigua, completamente sepia. Justo en ese momento estalló la radio "If you can judge a wise man by the color of the skin...".


7 comentarios:

Yandros dijo...

Y si se cumple, es un sueño muy muy lejano, amigo Reithor.
Pero al menos lo sueñas.
Otros ni lo vislumbran
Un abrazo monocromo

Virginia Vadillo dijo...

Cuando vi la frase, pensé que no me gustaría un mundo sin colores... pero si a cambio de los colores se cumple tu sueño, te regalo todos los colores que tengo a la vista ahora mismo!!

Paula dijo...

Creo que a ninguno nos importaría un mundo en sepias, o en blancos y negros si se cumpliera todo esto que dices.

Muy bonito, me ha gustado :)

Carlos dijo...

Me encanta la forma en que atrapas los colores con la red de sus tópicos y como aplicas luego esa combinación en la historia de un sueño que bien podría un día ser realidad y evitar un futuro tan negro como nos lo pintan.

Un abrazo!

Daniel Hernández Rodríguez dijo...

Recuerda a Luther King :D

Esther dijo...

Mente es poder, decían en un libro :) Pero, la verdad que si eso ocurriera, sería maravilloso.

Saluditos.

Angelical dijo...

¿qué nos quedaría sin los sueños? colores, sólo colores ; )