miércoles, 30 de septiembre de 2009

Casualidades


Las cosas tienen un principio irrenunciable. ¿Qué puede pasar cuando se junta todo en la nanoescala? Nanotubos, piscina, nanopartículas, Tapa Tapa, plasmones, cervezas, bioimplantable, Escalera... qué mezcla tan rara. En fin, se echa en un cristalizador y se le deja, tiempo y reposo. Que algo saldrá.

Y va el tipo este, Erlich, y lo dibuja tal para cual.

8 comentarios:

Angelical dijo...

Para mi gusto, le sobra una coma al texto, debería decir "cervezas bioimplantables"...eso sí que sería un avance científico XDDD

Reithor dijo...

me sacas de contexto las cosas, está claro, la cabra siempre tira al monte :P Pero vamos, aceptamos cervezas bioimplantables como objetivo primordial de la investigación europea, quiero decir, mundial :D

Paula dijo...

Genial :) con o sin cervezas implantadas xD

kel dijo...

Muy buena la foto, la canción y el texto. La mezcla sí que es un tanto peculiar, nanoescala menos las croquetas del Tapa Tapa, esas eran macros :D

Reithor dijo...

Gracias :) Las croquetas del Tapa Tapa son, o eran, suficientes para tender un puente entre Tarifa y Ceuta... pero hay que llevarlas, claro

Esther dijo...

Seguro que sale algo interesante o al menos diferente a lo demás. De vez en cuando viene bien hacer experimentos.

Saluditos.

Reithor dijo...

Ya te digo si salió algo interesante... interesantísimo, que bien vale una vida, o varias :)

Enric Morrow dijo...

Bueno, Reith, has descubierto a Erlich hace poco o lo conoces de antes?

Yo tengo el gustazo de conocerlo interneticamente, es decir, que lo tengo como amigo en el facebú y eso..

Es un crack..