jueves, 27 de agosto de 2009

Por la mañana


Todas las mañanas del mundo entero se pueden condensar y resumir en aquel rayo de luz que se coló entre los agujeros de la persiana. Al igual que el cañón desde el fondo del teatro retrata a quien tiene la voz cantante sobre el escenario, el caprichoso rayo buscó tus mejillas, quizás no tan tersas como antaño, pero donde se plasmaba toda la paz existente en quien duerme tranquilo. Como de costumbre me había despertado antes, y tumbado a tu lado, mirándote, empecé a jugar a ponerte y quitarte un lunar luminoso en tu rostro. Mientras, seguías respirando, sumida en ese profundo sueño de domingo por la mañana, una mañana que el mundo entero quisiera para si.

El rayo de luz se fue moviendo milímetro a milímetro, de manera casi imperceptible, hasta llegar a tu nariz. Aquello ya fue demasiado, y no pude evitar sonreir, redescubriendo toda la magia que desde aquel lejano primer día inundó nuestra vida. Así que dejé de jugar a luz y sombra, para dejar que fuera el rayo quien acariciara tu piel... a través de la mía. Suavemente apoyé las yemas de los dedos y te acaricié, primero solo por la cara, luego ya fui bajando por el cuello y empecé a dibujar corazones en diferentes partes de tu orografía. Y quien dibuja corazones, en seguida da rienda suelta a la imaginación, dejando paso a todo tipo de motivos abstractos, todos unidos por la única condición de pasar rozando tu piel, sintiendo cómo es la primera parte de tu cuerpo que despierta. Incansable, puedo pasar así todas las mañanas del mundo, dejando que te despiertes rodeada del mejor cariño; cosecha del setentayocho. A fin de cuentas, sé que como todas las mañanas del mundo, en breve vendrá un "cinco minutos más" que me agrandarán la sonrisa. Los cinco minutos son más bien treinta, pero da igual, mi entretenimiento es el mismo. Recompensa suficiente, prepararnos para compartirlo todo una mañana más.

15 comentarios:

Violetcarsons dijo...

Pero qué bien escribeeees!!!

Laura.

Reithor dijo...

Gracias noctambulilla :)

Neus dijo...

Bonitooooooo. Yo tb quiero TODAS las mañanas del mundo de esas, jajaja.

Reithor dijo...

Por un módico precio doy cursillos teóricos, ya sabes que la práctica tiene dueña :P

Emma Grandes dijo...

Después de quedarme sin aliento, sin palabras, con la mirada fija en el relato, he hecho un gran esfuerzo para mover las manos sobre mi teclado y decirte que este mensaje no debería de admitir comentarios. Es increíble!
Al igual que Neus, yo también quiero que todas las mañanas del mundo sean como esas!!! Enhorabuena :-)

kel dijo...

Creo que ella se está haciendo la dormida ;)

Yandros dijo...

Reithor, simplemente sublime. Llevo poco tiempo siguiéndote pero veo difícil que te autosuperes a partir de aquí.
Sé perfectamente que para escribir así no vale la imaginación; has de tener inspiración, como yo tengo a mi señora del caos.
Este escrito es el ejemplo de que lo romántico no tiene que ser empalagoso y que la sensibilidad, bien escrita y cuidada, es una estupenda arma para escribir.
Enhorabuena eres todo un crack!

Reithor dijo...

bueno, pues gracias, si que ha calado el cuento. Me alegro que os guste.

Emma, los comentarios siempre son bien recibidos; echo de menos el látigo de Angelical :)

Se hace la dormida fijo.

Yandros, ya sabes que las musas traen la inspiración... en el caso de que la tengan. ¿Qué pasa cuando la musa se queda sin inspiración? Bueno, la respuesta es otra historia. Y si, aspiro a superarme, eso a diario :)

Ártico dijo...

Gran historia, me he sentido identificado con los cinco minutos más...

En cuanto a tu comentario en mi historia "¿De qué es tanta culpa?" Supongo que de ir arrastrando tanta pena... jeje.

Ártico dijo...

Gran historia, me he sentido identificado con los cinco minutos más...

En cuanto a tu comentario en mi historia "¿De qué es tanta culpa?" Supongo que de ir arrastrando tanta pena... jeje.

Paula dijo...

Preciosa.
Cuanta ternura en esta historia. Me ha gustado mucho

Carlos dijo...

Y todas las noches del mundo esos rayos se ponen su pijama de luna y...vuelta a empezar :)

Y es que ¿quien no desea unas mañanas como las que tan bien has descrito?

Chapeau quillo!

Reithor dijo...

Para la luna tenemos otros menesteres... esa es mas golfa :)

Los cinco minutos más, algo que nunca entenderé, pero que respeto, acepto e incluso disfruto, pero esa es otra historia

Me alegro que os guste, de verdad. Gracias ( y no lo digo más que voy a parecer un triunfito a este paso)

Esther dijo...

Bonitos dibujos son los hechos con amor de verdad, seguro, porque tienen algo especial. ¡Super romántico!

Saluditos.

Carlos dijo...

Y ojalá todas las mañanas del mundo despertase frente al Cantábrico :)
Hola genio! Ya te leo estos días con mas calma, pero te dejo esta sidrina \=/ que traje con cuidado de no derramar desde la misma Asturias!
Gracias quillo!

Empezaré en un blog nuevo y poner fin a un viaje de seis segundos :)