lunes, 4 de mayo de 2009

U got what I need

Fue de refilón, pero no escapó a su mirada experta que fue capaz de almacenar los detalles suficientes. Tornó la esquina rápido, para no perderla de vista. Comenzaba a chispear, lo que unido al incómodo viento frío que llegaba del puerto convertía la situación en más que propicia. Agarró desapercibidamente un paraguas de la tienda de souvenirs de Charlie -ya se lo pagaría- y se dirigió apresuradamente a la ninfa que acababa de pasar ante sus ojos. Esta miraba al cielo preocupada cuando, de repente, el vagabundo se plantó ante ella. Dio un respingo, asustada, pensando que ya le habían avisado cómo era aquella parte de la ciudad. Sus ojos verdes adornaron sus rojos labios carnosos, a juego con su naranja melena ondulada. La sorpresa no pudo ser menos cuando, aquel que nada tenía, le cedió su paraguas. Con una sonrisa el mendigo sacó una raída taza del interior de la gastada chaqueta, allí donde guardaba las monedas que recibía de vez en cuando, y le dijo con su mejor sonrisa

" 'ust sing me that song babe. Please".

Ella se sintió aliviada, al fin y al cabo era lo único que sabía hacer, y esa sonrisa tenía algo que la hacía irresistible. Entonó la canción, tres minutos de show callejero bajo un paraguas... muy diferente al escenario  en el que solía actuar por precios mucho más ostentosos. Luego, el mendigo le cedió el paso con una reverencia, y volvió a prometerle a Charlie que le conseguiría un paraguas de vuelta. Había sido el mejor momento de lo que iba de década.


2 comentarios:

Carlos dijo...

Me quedo con tu versión de Cantando bajo la lluvia :)
A veces esas décimas de tiempo que dudamos en ir tras ese momento por absurdo que parezca (al resto del mundo)puede hacer que tenga lugar el mejor de la década, o el peor arrepentimiento de por vida.

Tú nos has proporcionado un gran momento! :)

*La foto es de Lastres,un pueblín de la costa asturiana,viví allí hace mucho.

Reithor dijo...

Lastres eh? Pues habrá que ir :)

Siempre es mejor arrepentirse de lo que se ha hecho que arrepentirse de no hacer algo. Por si acaso. Que nos quiten lo bailado.

¡Un saludo!