domingo, 7 de diciembre de 2008

Godfather



Mil casos hay en que la familia tira siempre demasiado de la cuerda, la cual acaba por romperse. Como en cualquier grupo de gente, siempre hay quien domina, quien dirige, quien manda, o lo que es peor quien aplasta a quienes -en teoría- más debieran de querer. El problema de repartir: los juguetes, el espacio en casa, el tiempo frente a la videoconsola, los bollicaos de la merienda, el tiempo, las herencias... La falta de comprensión, la incapacidad de ponerse en el lugar de tu hermano, de tu hermana, de tus hijos, tus padres, abuelos, nietos, primos, sobrinos o el mero egoismo que cada uno lleva dentro puede llegar a romper una cuerda que, si bien es muy fuerte por sus lazos de sangre, puede romper como cualquier otra. Quién no conoce a alguien que no se habla con sus padres, hijos repudiados, y muchos más hermanos que no se hablan.


Caso aparte es la familia política, que en muchas ocasiones se mete donde no debería estar y es capaz de sembrar cizaña en muchas parejas que, ya de por si, tendrán suficientes problemas con lo que la vida les tira encima. Al fin y al cabo, también es una familia... Siempre juntos, fuenteovejuna todos a una, pero unos mandan y otros callan.

Es un grupo de colectivos que siempre se asocia con lo mejor de la vida, los buenos ratos, las buenas vacaciones, el tiempo feliz. Para algunos, claro. Para los que están en el otro lado... siempre cediendo, siempre asumiendo, siempre dando el gusto porque es lo correcto o lo que se espera de ti, que no defraudes a la familia.

Una pildorita de justicia y perspectiva junto a una inyección (alta dosis) de generosidad y comprensión, que es lo que falta en casi todos los colectivos humanos, se me antoja como la mejor medida para evitar los desagradables incidentes que tienden a ocurrir en las grandes fechas: semana santa, cumpleaños, bodas, comuniones, bautizos, navidades... A ser capaz de mirar lo que se tiene en lugar de lo que se quisiera.

Y si luego se aplicara en el resto de entornos, tendríamos un mundo diferente; igual no mejor (para quienes escriben como estamos desde su particular perspectiva), pero diferente seguro. Y probar cosas diferentes siempre es, cuando menos, interesante.

PD Por si alguien piensa que estoy relacionado con este texto en primer, segundo, o tercer grado; diré que no. No hablo de mi ni de nadie en particular allegado a mi. Simplemente se acercan fechas sensibles a movidas desagradables, y con suerte alguna en algún lugar del mundo se evitará tras leerse esto (ojalá).


11 comentarios:

telémaco24 dijo...

La familia es jodida muchas veces, ya que no se elige. Yo tengo muy claro que mi familia es la que yo decido, un lazo de sangre no es una patente de corso. Es un punto a favor a priori, pero hay que ganarse el cariño y el amor de la gente.


Por otro lado, yo me refería a aquellos Nets como ejemplo de equipo no-espectáculo, y tu has puesto un ejemplo genial que no me di cuenta de poner: los Kings de Adelman, Webber, Pedja y Divac. Todo el mundo los recuerda por su baloncestop, aunq no ganaran títulos. A los Suns de Nash les pasará lo mismo.

Cuchufletas en Vinagre dijo...

Yo iba a comentar algo, pero me he leído el comentario de arriba y me he perdido. Toy espesa.

No entiendo la relación entre la familia y el baloncesto. :) ¡Telémaco recupera el hilo que me he perdido!

Reithor dijo...

Croqueta... lo del basket es respuesta a lo que yo explico en el blog de nuestro galleguiño favorito :)

Bego dijo...

Estoy de acuerdo con telémaco, en que el lazo de sangre no tiene por qué convertirte en alguien "familiar". A día de hoy, exceptuando dos o tres honrosos casos, de mi familia no elijo a nadie...
Pero familia tengo, en otros lugares ajenos a mi tierra, y sin compartir sangre con ellos. Pero la tengo.

Muy identificada me he sentido con todo esto, se ve que has entrado de puntillas en mi cabeza para escribirlo :-)
Ojalá haciñendolo se evitaran ciertas cosas, pero hay personas que nunca jamás cambiarán... simplemente porque no quieren hacerlo.
A los demás sólo nos queda protegernos del chaparrón y buscar familias en otra parte.

Reithor dijo...

pues si, por eso escribo.

¿Algo que decir del anterior post? Siempre os centráis en el último :P

Neus dijo...

El anterior... no lo comenté en su momento pk no sabía q decir y así sigo xD


De este, solo decir que yo tengo suerte. Me encanta mi familia, me encanta la navidad, me encanta todo lo que parece una película de hollywood XDDD

Reithor dijo...

A mi también me gusta mi familia, a ver que va a pasar... Se trata de evitar abusos, que pueden pasar, y alguno los he visto muy de cerca.

telémaco24 dijo...

A mi me encanta una parte de mi familia, la q yo elijo, donde hay lazos de sangre y lazos sin sangre. Al principio lo pasaba mal tomando ciertas decisiones, pero a la larga son las q me hacen menos daño. Yo doy muchas oportunidades, pero no soy un saco de arena donde golpear continuadamente, cuando basta se acabó.


Respecto al tema de los paneles solares... Muchas subvenciones y trapicheos se esconden detrás de cosas como q ahora sea obligatorio instalar placas solares si te haces una casa... El día q alguien levane la alfombra...

Reithor dijo...

si, por no hablar de que más de la mitad cobran subvención y no funcionan

telémaco24 dijo...

Hombre, no creo q la ahayan cagado más, pq más e s dificil y Mitchell no aportaba nada q no pueda dar Triano, el problema de los canadienses está en los despachos

telémaco24 dijo...

Y la Sudeste qué te parece?