sábado, 30 de junio de 2007

Die Hard Live Free

Una tarde de sábado, como otra cualquiera, con su lluvia por sorpresa y demás eventos no merecedores de unas líneas, cambié mi rutina y me dirigí al cine local por primera vez (ya está comprobado, el roxy de Potsdam es como los cines Alphaville de la plaza de los cubos), realmente emocionado por el estreno de la última película de Kevin Smith, el célebre director de Clerks, Dogma, y otras tantas. (Nota: si quieres ver la película, no sigas leyendo). Una entrada a un precio módico, siete dólares, que al cambio es 5.18€, en fin, que como ya no somos jóvenes pues hasta un pelín mas barata que en Madrid. Decir que estaba entusiasmado ante dicha película, aunque en esta ocasión no era el director, siempre es un aliciente Kevin Smith. Sin anuncios, un par de trailers de los bodrios que nos esperan en otoño (habrá que ir a ver los partidos de hockey en la uni, porque el cine poco promete para esas fechas), y directos a la peli sin más dilación. De repente, aparece en los créditos, Bruce Willis, otra serie de secundarios sin mayor cartel (cuando está claro que Kevin debería haber figurado antes, incluso a la vez que Bruce, bien famoso por el sexto sentido "en ocasiones veo muertos" y aquella peli de acción de los ochenta, la jungla de cristal con más secuelas de la cuenta; está claro que Kevin siempre será un defenestrado en Hollywood).

Cual es la sorpresa al comprobar que el papel de Bruce Willis -que yo creía que iba a ser un cameo ya que la primera escena en la que interviene ya se vió cuando hizo cameos en la serie Friends, es igual; muy típico de las pelis de Kevin Smith, tener este tipo de efectos- era el de John McLane, el mismo que en la jungla de cristal... ups... sospecho que esta peli no va a ser como Clerks precisamente... Y efectivamente. Comienza en ese momento una serie de tiroteos que duran dos horas, llevados magistralmente hacia adelante, y cuando crees que no puede superarse a la escena siguiente da un salto más en imposibles, increíbles e intolerables circunstancias en las que ninguno de los que se siente en ninguna butaca del cine a verla, debe pensar que ni remotamente se pueden llevar a cabo. Efectivamente, la peli es la Jungla de Cristal 4, mala traducción de DIE HARD LIVE FREE, que debería ser Los Inmortales 4, donde gracias a dios Christopher Lambert ya no representa al inmortal escocés, en este caso es Bruce Willis el inmortal que sobrevive a setecientos cartuchos de ametralladora, nueve saltos a cada cual más alto, de una altura entre tres y treinta metros, catorce explosiones, y unos cuarenta matones de diversas habilidades y capacidades todas muy diferentes (nótese la similitud en los apellidos, McLane y McLeod). También decir que Bruce, a pesar del paso del tiempo, se le ve en mejor forma que en la tercera jungla de cristal. Aunque con el corte de pelo que tiene... parece más un matón de discoteca, claramente.

El caso es que en la película, el papel antes fundamental que era el de su ex-mujer, siempre utilizada por los "malos" como rehen o modo de cohartada para presionar al héroe, en este caso se trata de su hija; supongo que para atraer algo más de público, ya que quien fuera la actriz entonces en aquellos papeles podría pasar perfectamente en las chicas de oro, o vacaciones en el mar. Asi, pues cumpliendo el tópico la peli da con que la señorita no soporta a su padre hasta el punto de cambiarse el apellido, pero los "malos" se encargan de devolver la unidad familiar, aunque sea drásticamente y acercando el apocalipsis al mundo de USA (por suerte, el otro mundo compuesto por el resto del planeta, no se ve influenciado). Los "malos" por un rencor infinito hacia un despido improcedente sufrido por el malo remalo, deciden sabotear el sistema informático de todo el país de los países, y toman el control de absolutamente todo, con malvadas intenciones de robar al Estado (con lo fácil que es siendo concejal de urbanismo, y la que montan), y el resto de la peli es acción, palante, patrás, pim pam. Y todo entre medias de hackers, piratas informáticos con pinta de calculines rodeados de malos armados, y un largo etcétera. Ni rastro de Kevin Smith, ya empezaba a ponerme nervioso por la falta de este personaje...

Tras una hora de dicha acción, por fin aparecen los cinco minutos de respiro de protagonismo de Kevin. Jo, se le ve fatal, está super gordo y su desgaste capilar va siguiendo la estela de Bruce... en fin, cosas que pasan. Por supuesto hace de freak hacker, y tiene todo su cuarto lleno de elementos de Star Wars y Spiderman y demás objetos. En fin, tiene su papel.

El final de la peli, pues se diferencia de las demás en que no ponen la canción "Let it snow" como en las anteriores. Una pena. Por lo demas, muy similar.

Bueno, solo decir que si gustan las escenas de acción, es vuestra película. Creo que llevan desde que estrenaron la tercera hace más de diez años pagando redactores y creativos para diseñar dichas escenas, que me han llevado a aplaudir en más de una ocasión. Tiene escenas de Indiana Jones, la del camión y la de la bola, muy parecidas; una en la que me recuerda a mentiras arriesgadas, de Swarzie, con el harrier; un enfrentamiento con un enemigo que tiene las habilidades de Spiderman y el terrible burlón (de Burt Lancaster) junto a la voz de Juan Carlos Valerón, ya que si no dice nada es por algo. También derrota a una karateka que me da que es la misma que derrota Lobezno en la patrulla X 2. Al menos da las mismas tortas. Destruye una central eléctrica, ocho edificios, un tunel, un par de helicópteros, como quinientos coches y algo que se me olvida, seguro.

y por último... ¿Por qué los malos, si son tan listos como para diseñar las maldades que diseñan, cuando están frente a las cámaras se bloquean y no hacen más que disparates? Me repatea...

Lo dicho, que a pesar de la crítica, me lo he pasado de muerte. La vería otra vez, pero en español.

1 comentario:

Edu Raffiki dijo...

Me he quedado en lo de "no siguas leyendo".

Tengo ganas de ir a verla, pero ¿merece la pena?

En cuanto a lo de meter videos de youtube o de cualquier otro, en la página del video tienes a la derecha dos cuadraditos con texto seleccionable, uno de ellos es embeed (creo que se escribe así) copias esa línea de html directamente a tu blog y te aparece el video.

Luego puedes modificar el tamaño cambiando los valores de width y Height, pero tienes que calcutar tu mismo la proporción para mantener el "aspect ratio".

Espero que te haya servido campeón.