sábado, 3 de octubre de 2009

Intelectual



"Ahí está. Mírale, que asco le tengo... maldito pelota... ahí viene con sus gafitas, melón, qué melón que está hecho. Es que no le soporto, todo lo que le hace la rosca al de Historia, con la manía que a mi me tiene, y el imbécil este sin tener ni puta idea, con su sonrisa de aparato y voz de pito, mano levantada constantemente y diciendo tonterías. Es lamentable, pero mírale, el pantalón demasiado largo, los mocasines desgastados del año de su abuelo, el jersey lleno de pelotillas y esa mancha de espaguettis con tomate, el pelo grasiento sobre las gafas de pasta negras, es todo un engendro."

-He, por ahí viene el pelota. Vamos a hacerle el pasillo.

-Vale-dijeron todos, preparándose.

"Hoy le mando al médico, ya veréis", pensaba para si. Como papá enseñaba a mamá, así le enseñaría a este pelota.

El chico vio que algo planeaba unos metros más adelante, y ya experto en identificar matones, se dio la vuelta y salió corriendo. Oyó cómo le perseguían, así que sacó un silbato y se puso a silbarlo, esperando que algún policía, o mayor, o quien fuera acudiera en su rescate.

No fue así.

11 comentarios:

Neus dijo...

Muy bien, solo un matiz: no existen los pantalones demasiado largos ;P

Esther dijo...

Neus, ¿cómo que no? Alguna vez yo me he pisado alguno un pelín.

Matones en las escuelas... es horrible. Nunca he tenido más claro nada como que jamás quiero verme en un instituto dando clase. Debe de ser horrible, aguantar a esos adolescentes insoportables ¡¡Uff!! A parte que odio exponer y hablar en público. La verdad es que son más bestias y crueles a veces...

Saluditos.

Enric Morrow dijo...

En el fondo son igual que los adultos, pero en pequeño, hormonados, y sin filtros..

Y en cada alumno ves a su padre y a su madre..

Lo que pasa es que cuando dejamos de darnos collejas en el pasillo del insti, empezamos a hacernos mobbing en el trabajo...

Y de ahí a las hipotecas, solo va un paso..

kel dijo...

Y años después el matón va a pedir la hipoteca al banco y descubre que el pelota es el director...

Reithor dijo...

Discusiones de moda en mi blog? Esto se merece el siguiente post XD

Bueno, yo me salvé de mobbings mayores en el colegio porque eran otros tiempos, los profesores mandaban y el franquismo estaba aún reciente, con el consecuente régimen pseudomilitar de las escuelas aún dando coletazos.

Virginia Vadillo dijo...

:(
Me ponen tristes los ataques a los débiles....

Yandros dijo...

"Como papá hace con mamá"
Todo un bofetón a los malos tratos. La violencia genera violencia
Eres un crack, reithor, sin duda.

synnove dijo...

Me fijé en la misma frase que Yandros, y cohincido en lo que él dice... de lo que se vé, se aprende... y sobre los pantalones largos, yo pienso que mejor largooos de más que pesqueros. En el fondo es que no me gusta tener fríos los tobillos :P

Emma Grandes dijo...

Pfff, qué mal cuerpo! Violencia de género y en el colegio... todo en uno. Debe de ser insoportable ir a cualquier sitio con miedo, la verdad.
Un relato muy duro, muy real, muy del día a día. Esperamos que un día este relato llegue a ser una historia fantástica que solo ocurre en las películas.
Saludines ;)

Carlos dijo...

La ciencia avanza, inventó para poder detectar otros mundos, agua, uranio, etc, incluso hasta la mentira no pudo escapar de su avance. Pero corrió tanto que se olvidó de detectar a los matones, a los maltratadores, a la falta de auxilio.

En apenas unas líneas dejas al descubierto tantas cosas que este s.XXI va dejando atrás en su carrera.

Un relato con un contenido tan grande como tan bien narrado!

Un abrazo fenómeno!

*¿Qué papel haría la selección jugando como un club mas la temporada NBA?

Paula dijo...

Me gusta como en tan poco espaco criticas estos tipos de violencia. Buena crítica.
Saludos