martes, 7 de abril de 2009

Campanada



Tic. 

Tac. 

El 15 de Febrero se asoma en todos los relojes, salgo tarde de trabajar; casi a medianoche. El aguanieve insiste en dar collejas a mi gabardina mientras camino a casa, sintiendo el incómodo viento que sube por la vereda del Duero azotar mi cara. Lo último que podría nacer en este momento es una sonrisa en mi rostro, todo el día viendo embobados compartiendo una magia artificial fruto del marketing y la globalización. En casa aguardaba una cena fría, una esposa agriada por la rutina y posiblemente empapada en alcohol, unos hijos interesados en la paga y salir de casa. 

Vi una rosa violeta crecer junto al río, sonreí y la cogí. "Este San Valentín será diferente", y me arrojé al río escuchando las campanas doblar por medianoche.

16 comentarios:

Daniel H. M. dijo...

Qué romántico...

Neus dijo...

Lo último que podía nacer en su rostro era una sonrisa... pero nació fruto de una flor. Me recuerda a aquello que dice: estando siempre dispuestos a ser felices es casi imposible no serlo alguna vez. Incluso sin estarlo, en ocasiones nos sorprende una absurda felicidad.

Hoy sonrío recordando la conversación de ayer. Mi status en fb lo confirma ;)

kel dijo...

Vaya, este reto era complicado, pero ha quedado muy bien. Muy gráfico lo de las collejas. Espero que supiera nadar, o que fuera una rosa flotador....

Reithor dijo...

bueno, las normas en este eran no pasarse de 130 palabras y tabú "amor" y otra que no recuerdo...

Ne, no me hagas abrir el fb en el curro que queda fatal, futuro del verbo mal :D

La rosa, más que flotador, para este tipo es cemento. No más San Valentín MUHAHAHAHHAHAHHAHAHAHAHAA

Gracias a todos :)

Brujita dijo...

acaban de decirme que el mio es duro, pero veo que no soy la unica :)

Me ha gustado mucho, duro,eso si, perio bueno

besines embrujados

Reithor dijo...

Será que San Valentín no es para cuentos :)

mortfan1 dijo...

Me gusta. Es una visión dura, pero poética a la vez.

Reithor dijo...

gracias :)

Miriam dijo...

Me alegro de descubrirte por el cuentacuentos. Como he leído por ahi, es dura, pero me gustó como describes esa sensación de verse rodeado por el marketing mientras tu vida no tiene nada que ver con esa imagen.

Espero volver a leerte pronto!

PD: yo también espero que supiera nadar :P

Reithor dijo...

Hola Miriam, bienvenida :) Las normas dejaban pocas opciones, y para contar una ñoñería opté por la tragedia.

¡Un saludo!

Brian Edward Hyde dijo...

Un San Valentín de muerte, parece ser... Sí, creo que condensas muchísimas emociones en un solo cuento de tan pocas palabras. Eso es ya de por sí un arte. Enhorabuena, y encantado de leerte. Por aquí uno de los cuentacuentos veteranos, jeje. Saludos!!

Brian/Jose

Reithor dijo...

Con esa foto no me extraña que te haya gustado :) Gracias por pasarte y saludar, todo un honor que me eleves a obra de arte este texto.

Un saludo!

Sara dijo...

Has roto con todos los estereotipos de San Valentin, sin duda... ;)

Reithor dijo...

si... es que le tengo ganas :D

Carlos dijo...

Hola Reitor, tardo en llegar pero llego :) Bienvenido a Cuentacuentos!
Un minirrelato liberador en el último instante de la rutina que aguardaba inerte, sin emociones, al 15, pero no contaba con que era San Valentín ;)
Encantado de leerte

Reithor dijo...

Hola Carlos, gracias por pasarte :)

¡Nos leemos!