miércoles, 18 de marzo de 2009

My Precious



De entre todos los rumores de la alegoría encerrada en la obra maestra de Tolkien, ninguna se acerca a lo que en realidad quería expresar su autor. Y es que sólo quiso escribir un cuento para sus hijos, y así empezó todo; no trató de crear ningún significado oculto ni nada parecido.

Lo que deja al gusto del lector el querer aportar a cada personaje, o cada situación, lo que le parezca. Pues bien, el protagonista del cuento de JRR no es otro que el Anillo, obviamente. Este objeto inanimado que necesita de otros para que le lleven, le hagan los favores, y cumplir su voluntad. En un principio puede a su portador volverlo invisible, o eso cree el que lo lleva; pues en realidad queda a espuertas del malo malote Sauron y sus espectrales caballeros negros. Pues bien, en mi alegoría particular espacio-temporal de este momento, el Anillo representa todas las cualidades que hacen del hombre un ser, en ocasiones, infame. Y de entre todas las cualidades que podáis concebir que se adaptan a este grupo, hoy le ha tocado a una mezcla de hipocresía, egoismo y soberbia. ¿Qué tengo en el bolsillo? 

Mira que me han tachado de orgulloso mil veces (yo lo consideré no doblegar mi dignidad en las mismas mil ocasiones, pero esa es avena de otro costal), pero este caso es único. Superlativo. El campeón del mundo.

Por otro lado, recomiendo que os paséis por este blog. A mi no me ha dejado indiferente.

13 comentarios:

mortfan1 dijo...

Muy interesante el análisis, y no falto de razón. Pobre Tolkien que sólo quería un cuento y acabó con una de las historias fantásticas más conocidas... ;D
Ah, y gracias por lo que me toca... Un beso.

Cuchufletas en Vinagre dijo...

Me encanta en general cuando la gente se pasa sobreinterpretando. Pero tu metáfora me encanta.
P.D. ¿Ya ha desaparecido la nieve?

Reithor dijo...

bueno Mortfan, gracias a ti por compartir tu creatividad :) A ver si a los cuentos que escribimos les pasa lo mismo, aunque no se yo...

Ms Vinagre, me alegra informarle de que la nieve, efectivamente, se ha derretido. Pero igual vuelve, que he visto nevar en Mayo. Me encanta que estés doblemente encantada :) Cuidate, un besote

Daniel H. M. dijo...

Pues sí, interpretaciones, hay quien se pierde en ellas y se olvida de disfrutar de lo que lee (aunque no lo entienda del todo) ¿Imaginas lo que podrían sacar de tu druida?, yo me echaría a temblar...

Saludos

Reithor dijo...

Estoy de acuerdo, el druida puede dar mucho juego, es un relato bastante flexible para la mente del lector, o no...

Gusiluz dijo...

Muy flexible para la mente del lector, Reithor.
Contrariamente a lo que muchos profesores de literatura me quisieron contar, los mejores libros son los que general miles de interpretaciones distintas (ninguna de las cuales coincide con lo que quería contar el autor).
Y esto lo digo confesando abiertamente que no me gusta El señor de los anillos. :-)
Pero gustar y considerar que algo es bueno o malo, son cosas diferentes, ¿no?
Y tu interpretación me gustó... ¿tú seguro que eres de ciecnias? ¿estás convencido de ello? :-p
Besos!!

Reithor dijo...

Pues... nada mejor para un científico que ser de letras por dentro, y en los ratos libres también por fuera. Al fin y al cabo, una cosa no quita la otra.

Un abrazo con pelucas :)

Neus dijo...

Ooh... cuánto odiaba yo las interpretaciones cerradas que nos teníamos que creer sí o sí en la uni!!!
Con lo bonito que es ver mil cosas distintas :)


Vivan las ciencias siendo de letras! (al revés que tú, jeje)

Reithor dijo...

Ne, los profesores solo sirven para enseñar el camino y sentar las bases, luego te tienes que buscar la vida por tu cuenta :) Les escribiste en el examen sus interpretaciones, ahora puedes escribir tu las tuyas :)

poliptoton dijo...

Mmmm... no, no iba por ahí, me refería, después de lo que ha dicho Rubalcaba hoy, al tema Marta del Castillo.

De la familia real me ha dicho mi psiquiatra que no vuelva a hablar, al menos hasta que vaya Bárbara Rey a "La Noria" o algo así y lo cuente todo, todo.

Reithor dijo...

Por temas de distancia soy bastante ajeno al tema de la malograda Marta...

mortfan1 dijo...

Me uno al club de "Las mil y una interpretaciones", no me gusta nada que me den todo digerido. De hecho, es por eso que la primera mitad de El señor de los Anillos no me gusta nada, nada. ¿Dónde queda la imaginación si te describen cada hoja de árbol con precisión? Pero extrapolando eso, la historia es más que interesante y desde luego muy currada. Así que no me queda más remedio que estar a favor del pobre Tolkien. Que además era de filología como yo, y eso une...

Reithor dijo...

cuanta filóloga/o, estupendo :)

No te olvides del genial Tom Bombadil, el personaje más prescindible de la literatura del SXX