martes, 27 de enero de 2009

De Nuevas



Anoche estaba oculta y se negaba a reflejar ninguno de los rayos que el Sol envía a discreción en su constante e incesante bombardeo. El ciclo acabó y empezó otro; el segundo mes según los calendarios que han regido al hombre durante millones de años.Muchos cambios en este comienzo de año, en el orden mundial, en las relaciones fraternales entre hermanos y vecinos, entre la gente tolerante con quien se cree una mitología distinta... pero el ciclo vuelve al mismo lugar, y aunque las aguas bajen revueltas, se calmarán sin que haya cambiado significativamente. Ojalá me equivoque, pero resulta impensable que se repitan cambios como los del 14 de Julio de 1789, el 19 de Marzo de 1812, o el 7 de Noviembre de 1917. De todos modos unos años antes deaquellos momentos también pensaría la gente que los cambios eran de boquilla y nunca fraguarían, aunque terminaran derivando en una variación en las altas esferas que dejaran en una situación similar al pueblo llano. A comenzar otro ciclo...

Así que yo me quedo con el ciclo que comenzó la segunda quincena de septiembre del 2008. Y cada uno de los 13 meses del año toca quitar todo lo malo, rellenar los depósitos de vigor y sacar brillo al lado de la vida que reluce. Siempre habrá un lado oscuro, pero lo bonito de la luz es que puede iluminar y no hace falta obcecarse con las sombras; aunque no hay que olvidarse de limpiar en ellas de vez en cuando por lo que pueda crecer. Por lo demás, a escribir que queda poco tiempo y hay que cumplir los plazos.

Ya encontré mi trozo de cielo, estoy buscando el camino de regreso a casa y a ver si dura para siempre, de vuelta, resurgir de las cenizas hasta el cielo.

Esta vez sí.


6 comentarios:

kel dijo...

Ánimo con ese camino de vuelta, un empujoncillo más aprovechando el ciclo creciente y listo. Seguro que sí, esta vez sí :)
Un beso

Daniel H. M. dijo...

No hay lado oscuro en la luna, de hecho toda ella está sumida en la oscuridad..., y lo que la hace parecer brillante es el sol

Traducción libre del punto final que puso Jerry Driscoll a The Dark Side Of The Moon.

Perdona, no tiene mucho que ver, pero me vino a la cabeza leyendo tu entrada y lo solté sin más...
Saludos y suerte en el nuevo ciclo.

Reithor dijo...

Pues si, de esta semana no pasan esos deberes que hay que acabar sea como sea. Y a casa, que seguro que lo que encuentro merece la pena.

Esos Pink Floyd siempre con su filosofía psicodélica. ¿Que tiene la luna que tanto da para escribir sobre ella?

Neus dijo...

Cada día queda uno menos para volver a casa :)

Ánimo, ya sabes que te entiendo como mucho.

Y entonces... podré ir a verte a Madrid, en vez de a Sibéria, jajaja!

Reithor dijo...

Si, un dia menos y otro... dando pasos. Aun quedan bastantes meses, pero son pocos comparados con los que ya han pasado. A las malas quedamos en Zaragoza, que está en medio :)

Por cierto, felicidades abuela

Neus dijo...

Yo abuela?? Y tú, entonces? Eres un dinosaurio directamente?? xDDDDDD


Gracias, de nuevo :)