miércoles, 30 de abril de 2008

A veces.



Es inevitable que, cuando algo acaba, aún a sabiendas de lo que se avecina; incluso sabiendo que no está tan mal... aparezca un vacío inexplicable, que no debería estar ahí y no tiene sentido. Algo tan simple como que un compañero cambie de trabajo, a pesar de que llevara varios meses más fuera que dentro y estuviera ya en otro mundo. Tan simple como el final del curso y comienzo del período estival. Tan simple como que acabe Abril, como empezó, con agua-nieve. Algo como que una persona en particular (mi más sincero pésame a la familia), a la que ni siquiera conoces (y habría querido conocer), se vea malograda; cuando es algo que pasa todos los días en muchas circunstancias pero unas veces afecta más que otras.


Estar alicaído... ¿tiene solución? ¿Será cierto que estamos diseñados para la infelicidad? La evolución hizo que el infeliz luchador tenga más posibilidades de sobrevivir que el saciado disfrutador de dicha felicidad, y estos últimos, ¿se han extinguido? ¿Es algo transitorio? ¿Cíclico?

Solo se sabe que a veces, pasa.

Toca darse cuenta, romper la espiral, salirse del camino, mirar a las estrellas, buscar las nubes y subir hasta ellas para retorcerlas y hacerlas llover. Que la lluvia se lleve todos los rastrojos que la entropía emocional va dejando, poso tras poso, hasta llegar a ese punto donde la infelicidad asoma. Y volver a disfrutar de algo de felicidad, que se puede encontrar hasta en un lapicero (o un teclado, dado el SXXI), pero hay que poner de nuestra parte...

... VOLUNTAD.

Ale, a aplicarme el cuento. Mañana todo limpio.

9 comentarios:

kel dijo...

Diseñados para la infelicidad...yo si que creo que debo ser masoquista. Pero ¿y el miedo que da volver al laberinto?, aunque sepas que ya no hay queso. Habrá que ser valiente, ponerse en pie y cambiar...y dejar de gruñir:-P
Besos

Reithor dijo...

Para dejar de gruñir hay fórmulas, funcionan bastante bien :)

MaríaCristina dijo...

Hola chiquillo!!!

yo ya he decidido que TODO es cuestión de actitud y he tomado cartas en el asunto...y funciona!!! así que deja el regodeo que seguro que no trae nada bueno...

te dejo un par de canciones al hilo del post y de la que has puesto...

http://es.youtube.com/watch?v=mMEjjl60QG8

http://es.youtube.com/watch?v=qQghu8HhAhE

hoy toca fin de series!!! espero que una no se acabe hoy...habrá que verlo

bueno voy a ver si como algo que he llegado hace un rato de tomarme las típicas cañas vermoutheras del buen tiempo y como te ponen tapillas pues llegas sin hambre...y con ganas de sestear

bss

Reithor dijo...

hola! Gracias por pasarte. Me has dado envidia con lo del vermouth, que lo sepas. Aquí a lo más que aspiro es a abrirme una lata de aceitunas con anchoa, unas papas fritas y una chevechita para los partidos del domingo a las 12. No está mal, pero no es lo mismo :P

Gracias por el último tema de fito, que aquí no lo tengo (llevo ya exiliado un año y medio casi, se dice pronto).

¡Un besote!

ai dijo...

no estés triste tú guapo!!!!!

Irving el navegante dijo...

Pues yo creo que la infelicidad es sólo el contraste de la felicidad, es como cuando un publicista coge el Pantone y se va de punta a punta de la gama de azules para poder apreciar un contraste, porque entre los parecidos no se aprecia la diferencia.

Ojo con eso, porque la felicidad moderada pide infelicidad moderada... pero la felicidad plena... bueno, ya sabes lo que pide.

Y ahora sólo por fastidiar un poquito una perla del DRAE.


lapicero.

1. m. Instrumento en que se pone el lápiz para servirse de él.

Neus dijo...

El vacío, similar a la nada. No me gusta pero yo lo siento. Se acaba una etapa y al volver a "mi vida", dejo atrás muchos momentos, recuerdos y personas y eso hace que a una parte de mi ya le falte algo.

Toda una pena no poder juntar lo mejor de las dos vidas y quedarme con algunas personas para siempre.

Odio las despedidaaas!



Ya te lo dije, pero gran texto. Me encanta.

Aunque... hay que sonreír todos los días, e? Eso de ser diseñados para ser infelices... no me gusta :)

Reithor dijo...

irving, eso del contraste necesita una tésis o un máster... aunque creo que entiendo por dónde van tus balas. Lo que está claro es que tal y como dices, sensaciones moderadas son en ambos extremos moderadas, y las intensas son batacazos.

La perla del DRAE es buena :P cualquiera iba a no pensar que eran sinónimos.

Un abrazo, REY

Reithor dijo...

Neus, las despedidas... que sean hasta luegos :) Siempre quedan huecos, y lo mejor es llenarlos pronto. No olvidar, claro, pero sí que no seguir apoyándose en esas relaciones sociales que no están disponibles por otras que sí lo estén.

El texto ya te lo dije, tiene dueñ@ ;)

Sonreir, y con motivo más aún, es un motivo para vivir. Estar cabreado, triste, nostálgico, (en definitiva) jodido todo el día no es vida. Un rato le puede pasar a cualquiera, pero no todo el día...

Un besote!