domingo, 28 de octubre de 2007

Lo que pasó, ¿cómo pasó?



No se si hará falta una ley de memoria histórica o no, pero vamos, la memoria nunca viene mal. Las perspectivas cambian con el tiempo, y el posible autoengaño da lugar a que al final, haya quien se crea que la tierra, si la ves desde lejos, es un disco en lugar de una bola (que no una esfera). Si al final en el siglo trece tenían razón. Ser veneno y aliento a la vez, ser problema y solución, ser todo y nada, ser el sentido, y la perdición...

... mejor no ser.

En fin, los cambios de la historia, me dejarán a mí como el malo, como siempre, sin piedad, ni corazón, ni escrúpulos. Menos mal que hay quien me conoce, y que se piense lo que se piense, se diga lo que se diga, ven, saben más allá. Y me conocen lo suficiente como para no obviar, ni olvidar, causas y efectos que han llevado a finales no deseados por nadie.

responsabilidad.

1. f. Cualidad de responsable.

2. f. Deuda, obligación de reparar y satisfacer, por sí o por otra persona, a consecuencia de un delito, de una culpa o de otra causa legal.

3. f. Cargo u obligación moral que resulta para alguien del posible yerro en cosa o asunto determinado.

4. f. Der. Capacidad existente en todo sujeto activo de derecho para reconocer y aceptar las consecuencias de un hecho realizado libremente.


2 comentarios:

Lour dijo...

El q diga q eres el malo, el q no tiene corazón, ni piedad, ni escrúpulos.. no te conoce bien ;)

Reithor dijo...

y el que lo piense, tampoco me conoce :D

Gracias por pasarte